jueves, 5 de agosto de 2010

DONDE SE DESCUBRIO EL OSO PANDA POR PRIMERA VEZ

FUE EN CHINA EN EL AÑO 1869



Hasta su descubrimiento, este curioso animalito había vivido muy tranquilo y contento en los bosques de China, alimentándose de bambú y sin que nada ni nadie lo molestara.


El primer oso panda cautivo fue trasladado a Occidente en 1937, en donde causó sensación por sus rasgos tan bonitos y su expresión de ternura.


El panda tiene la cara pequeña, una combinación de colores muy original (blanco y negro); sus orejas semejan las de un oso y las mueve cuando está masticando. Por cierto que se sienta y come de forma casi humana.


Desafortunadamente, los pandas se encuentran en peligro de extinción y mucha gente los sigue cazando como trofeos o por su piel.


Actualmente existen aproximadamente sólo 1,000 ejemplares en libertad y unos cuantos en algunos zoológicos.
El problema es que como los pandas son tímidos, no se reproducen fácilmente y otro problema es que son muy vulnerables cuando nacen.

También ha influido en su extinción, el que se alimentan de bambú y muchos bosques de bambúes han sido destruidos para convertirlos en campos de cultivo.


Sin embargo, este animalito goza de tanta simpatía, que en todo el mundo se han formado grupos para tratar de conservarlo y ya existen pandas bebés en varios zoológicos de nuestro redondo planeta.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada